“ ... corramos con perseverancía la carrera que tenemos por delante.”

No hay necesidad de correr a velocidades exorbitantes por la vida porque el fi nal vendrá esté usted listo o no. Por esta razón es mejor tomar tiempo para disfrutar toda la vida; porque ésta no regresa. AMÉN.

-Un cristiano